MENU

Venezuela: las prostitutas los prefieren verdes

Con un dólar controlado en una economía netamente importadora, con alta inflación y en la que todo depende del Gobierno central, el mercado negro de divisas manda. En Venezuela el dólar es rey. Y quien tenga acceso a la moneda dura –tal como en Cuba- puede vivir de forma más holgada. Incluso la prostitución resulta una opción para obtener unos dólares que al venderlos producen más que el rendimiento habitual del oficio. La situación contada en Bloomberg