MENU

¿Tiene sustento el temor a las vacunas?

¿En qué se basa el miedo a las vacunas? En 1998 el investigador Andrew Wakefield publicó un estudio que revelaba algo pavoroso: las vacunas que se aplicaban a millones de niños cada año podían provocar autismo. El trabajo de Wakefield resultó ser un fraude, pero el daño estaba hecho: no importa que la ciencia haya demostrado una y otra vez que no hay relación alguna, hay residuos de temor y de vez en cuando levantan olas: como ahora en Estados Unidos. ¿Quiere conocer la mitología en torno al asunto? Aquí en Vox