MENU

Siria: Assad sigue siendo el jefe

Haber ganado la reciente elección presidencial con 89% de los votos no es, precisamente, lo que mantiene a Bashar al-Assad al frente del gobierno de Siria. Acusado, entre otras cosas, de atacar con armas químicas a su propio pueblo, a al-Assad lo sostienen su férrea voluntad de no ceder el poder, el apoyo de amigos importantes como Irán y Rusia y –ahora cada vez más- las fracturas internas y la poca claridad de objetivos de las facciones rebeldes. El cuadro completo en The Economist