MENU

Legislando y lamiendo

Loading the player ...

Nancy Oakley, una política de la ciudad costera de Madeira Beach en el estado de Florida, adoptó un muy extraño hábito que le costó su cargo en el gobierno local: ¡lamer a sus colegas sin su consentimiento! Esta costumbre por su puesto también la hizo merecedora de un puesto en nuestro catálogo de Genios Memorables.

Previous post:
Next Post: