MENU

Muerte a los cristianos

El último refugio de los cristianos que huyen del terror de ISIS al norte de Irak languidece por la falta de agua. Qaraqosh está a 19 millas de Mosul, la ciudad ocupada por la organización extremista que ha instaurado un régimen que ofrece la muerte a quien no se convierta al Islam. Desde allí, los líderes de ISIS cortaron el acceso al líquido con la intención de expulsarlos definitivamente del país. La fe se ha puesto de nuevo a prueba: resistir o morir. Una crónica en BusinessWeek