MENU

Michoacán: justicia a balazos

El 10 de mayo vence el plazo de un acuerdo singular en México: ese día las autodefensas de Michoacán deben entregar sus armas. Pero han puesto una condición difícil para el gobierno: que terminen de desarticular a las bandas criminales que operan en la región. Los civiles organizados decidieron combatir la inseguridad. Y lo hicieron con tanto éxito que desde otros estados les piden asesoría. Para entender las dimensiones del fenómeno un análisis en la revista Proceso