MENU

Los regaños de mamá FIFA

Brasil se lo ha dado todo a la FIFA: reformó normas para vender cerveza dentro de los estadios, aprobó exenciones impositivas para ella y sus proveedores, echó a ciudadanos de sus casas para construir estadios, creó zonas de seguridad, atacó con gases a manifestantes contrarios a la Copa del Mundo y se esfuerza en convencerse de que el Mundial es una gran oportunidad para el país. Pero la FIFA nunca está contenta y se queja por todo lo que falta. Lo mismo el Comité Olímpico. Un divertido recuento de la escritora Vanessa Barbara en The New York Times