MENU

Las guerras del fin del mundo

Mario Vargas Llosa desmonta en unos párrafos la visión optimista de Francis Fukuyama: “Donde uno vuelva ahora los ojos, la historia está más viva que nunca, las contradicciones y rechazos violentos a la cultura democrática son el signo de la época y ganan terreno por doquier”. Si bien ya no es el comunismo el que amenaza a la democracia, en su paseo por el mapamundi el escritor peruano ubica al enemigo de estos tiempos: el fundamentalismo islámico, “el principal adversario de la civilización”. La pugna está viva y las grandes potencias no ofrecen respuestas adecuadas ni a eso ni a la expansión de Rusia. Su texto en El País