MENU

Intercambio: un gringo por tres cubanos

Alan Gross fue detenido en Cuba hace casi cinco años y allí permanece preso. Gross trabajaba para una empresa contratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos que tenía la misión encubierta de proveer acceso a Internet al pueblo cubano. Ahora el gobierno plantea la opción de canjearlo por tres espías cubanos encarcelados en Miami desde el año 2001. La vida de Gross, enfermo, corre peligro y esta podría ser la puerta para empezar a mejorar las relaciones bilaterales. En su editorial se ocupa del tema The New York Times