MENU

Hallazgo: la fórmula de la felicidad

¿Creería usted que la felicidad es medible? Para medirla hay que saber qué es, claro. A lo largo de su historia la humanidad se ha encargado de buscar respuesta a esa pregunta. Y no hay manera de ponerse de acuerdo. Puede ser el momento en que nos convertimos en padres y madres o cualquier experiencia ordinaria, o el vino, o algo que viene con los genes o una cosa que el dinero no puede comprar. Y ahora unos neurocientíficos británicos han dado con la clave: todo depende de las expectativas. La fórmula en The Atlantic