MENU

Evitan “asesinatos de demostración” en Australia

Más de 800 agentes australianos llevaron a cabo múltiples redadas en varias ciudades australianas, tras detectar al menos 15 sospechosos de un presunto complot de decapitación. Es la mayor redada en la historia de Australia. Las autoridades tenían evidencias de que los sospechosos que fueron arrestados planeaban secuestrar a víctimas, al azar, decapitarlas, y cubrir sus cuerpos con la bandera del Estado Islámico. Los yihadistas ordenaron a sus simpatizantes locales llevar a cabo ese tipo de “asesinatos de demostración”, según explicó el primer ministro australiano Tony Abbott. La noticia en The Washington Post