MENU

Estamos con ellos, pero no los queremos

Hay 57 mil niños inmigrantes retenidos por las autoridades estadounidenses y pareciera que eso solo es problema de ellos y de los estados fronterizos, Texas y Arizona. El gobierno federal ha pedido ayuda para que otros estados se hagan cargo de algunos de estos niños y la respuesta no ha sido positiva: hay lugares donde no quieren a un montón de chicos latinos refugiados, pese a que están allí huyendo de la violencia y de la pobreza. Y eso incluye algunas regiones que no son precisamente las más conservadoras. Una carga contra esto en Slate