MENU

España: la raíz del problema

A propósito del reciente escándalo revelado en España sobre una compleja red de corrupción, conviene detenerse en la forma en la que se organizan los partidos políticos en ese país: ahí podría estar la clave. Los partidos españoles se han convertido en  organizaciones dominadas aparatos todopoderosos que deciden, por ejemplo, quién será candidato a qué. Y por esta razón la fidelidad es con el partido y no con los ciudadanos. Por ahí aconseja empezar una reforma este análisis publicado en El Mundo