MENU

Emergencia: las abejas están muriendo

No es un asunto de mero romanticismo, de flores y colores. No. Sin abejas no hay polinización, no hay plantas, no hay frutos. Un mundo sin estos insectos está condenado al hambre, al desplome de la agricultura. Y no es una idea descabellada: en los países desarrollados las abejas desaparecen a un ritmo alarmante. Un batallón de científicos trata de establecer las causas. Algunas son naturales, como un hongo, otras derivan de la acción del hombre, como los pesticidas. Pero nada está claro. La situación en El País