MENU

El remedio que alimenta a la enfermedad

La estrategia de atacar al Estado Islámico con una coalición de países liderada por Estados Unidos podría tener un resultado inmediato pero parcial: quizás la organización extremista pierda terreno, quizás se acabe, pero el método –que se asemeja a otros del pasado- no propone una solución a largo plazo y EI podría reorganizarse con mayor fuerza o dar paso al nacimiento de otra variante aun más radical. Y uno de los puntos débiles de la coalición lo representan los aliados árabes que participan: regímenes autocráticos con buena cuota de responsabilidad en lo que sucede en la región. Un análisis en El País