MENU

El Papa a toda velocidad

Jorge Mario Bergoglio tiene prisa. Asumió el reto de ejercer el poder y cambiar a la Iglesia y esa es también una carrera contra el tiempo. Mientras gana en popularidad y afecto del público, el Papa ha sacudido al Vaticano puertas adentro. Y desconcierta. ¿Cómo conseguirá renovar a la institución? ¿Con quiénes cuenta para eso? De momento se sabe lo que se ha visto de sus acciones: está dispuesto a ir lejos y seguirá pisando el acelerador. El panorama en El País