MENU

Divorciados y homosexuales: la Iglesia abre sus puertas

La Iglesia católica entró en sesión: hasta el 19 de octubre los obispos debaten en el Vaticano en el marco del Sínodo extraordinario sobre la familia. Y el plan de trabajo plantea modernizar aspectos cruciales: aceptar y acoger a las personas divorciadas y entender que no se debe discriminar a los homosexuales. No es poca cosa. También discutirán sobre planes para luchar contra la violencia dentro de la familia y el uso responsable de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías. Detalles en El Mundo