MENU

Cuba: el gran golpe de Obama

A punto de cerrar el año, Barack Obama hace una jugada espectacular: los suyos son los primeros pasos concretos para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. No es poca cosa. Queda claro que Obama, a menos de que tenga un As bajo la manga, por sí solo no puede desmontar el embargo contra la isla, pero las decisiones unilaterales que acaba de tomar representan un cambio significativo. En el Congreso le espera, eso sí, una dura pelea para acabar con el bloqueo. El panorama en El País