MENU

Cuando una dictadura controla el balón

El 25 de junio de 1978 los argentinos celebraron su triunfo en la copa del mundo. En un Mundial que, además, se jugaba en casa. Pasado el tiempo, la conmemoración de ese campeonato se fue empañando: el del 78 fue el Mundial de la dictadura. ¿Los militares lo usaron para su propaganda? ¿Los involucrados estaban conscientes de lo que estaba sucediendo o solo pensaban en el fútbol? Cuando la política utiliza al deporte toda fiesta se acaba. Un interesante paseo por el tema en la revista Anfibia