MENU

Contra Petro y a favor de los toros

Hace dos años el alcalde de Bogotá ordenó el cierre de la plaza de toros de la ciudad. Porque sí, porque no le gusta la fiesta taurina. Y luego presentó como excusa que se debe invertir recursos en hacerla resistente a los sismos, como si muchos de los edificios públicos de la capital colombiana lo fueran. Un grupo de trabajadores taurinos está en huelga de hambre reclamando la reapertura de la plaza y exigiendo que se respete su derecho al trabajo. El periodista Antonio Caballero escribe en defensa del derecho de las minorías a disfrutar de las corridas de toros y contra los argumentos de Petro. Su texto en Semana