MENU

Colombia: la CIDH cobra una vieja deuda

Entre el 6 y 7 de noviembre de 1985 el grupo guerrillero M-19 tomó por las armas la sede del Palacio de Justicia de Colombia. Ahora, en 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos acaba de condenar al Estado colombiano por violaciones de los derechos de personas involucradas en ese secuestro. En concreto, por la desaparición de 11 ciudadanos considerados sospechoso de haber participado en la toma del Palacio y también por torturas y tratos crueles. La condena contempla una indemnización a familiares de las víctimas que suma más de 7 millones de dólares. La información en El Tiempo