MENU

Brasil: sin copa y con recesión

Quienes protestaban en las calles contra la realización del Mundial de fútbol en Brasil tenían razón. Eso, al menos, es lo que se puede concluir tras el balance hecho por el ministro de Economía y la noticia de que el gigante Sudamericano no solo hizo el ridículo en la cancha sino que ha entrado en recesión. Lo que se esperaba, un empujón al desarrollo nacional, no se dio: la economía no se animó, los engranajes no se movieron, se tomaron malas decisiones. Un breve análisis en El País