MENU

Vale todo: los genios de la desfachatez

Loading the player ...

Los políticos deben cuidar cada paso que dan. Pero no siempre lo logran. Muchas veces se hunden con sus mensajes, con sus intentos de captar la atención de los electores. Algunos, como el canadiense Rob Ford son víctimas de sus vicios y de sus malas compañías. Otros, como el colombiano Germán Baquero, toman las peores decisiones a la hora de promover sus candidaturas a puestos públicos. Regímenes como el de Irán asumen que pueden convencer de cualquier barbaridad a sus ciudadanos. Y hasta en países de avanzada como Dinamarca apelan a extraños superhéroes sexistas y violentos para luchar contra la abstención. ¿Qué les impulsa a hacer estas cosas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.