MENU

¿Tiene sustento el temor a las vacunas?

¿En qué se basa el miedo a las vacunas? En 1998 el investigador Andrew Wakefield publicó un estudio que revelaba algo pavoroso: las vacunas que se aplicaban a millones de niños cada año podían provocar autismo. El trabajo de Wakefield resultó ser un fraude, pero el daño estaba hecho: no importa que la ciencia haya demostrado una y otra vez que no hay relación alguna, hay residuos de temor y de vez en cuando levantan olas: como ahora en Estados Unidos. ¿Quiere conocer la mitología en torno al asunto? Aquí en Vox

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.