MENU

Stealth, objeto del deseo

El reto de las guerras del futuro exige aviones no tripulados con características reforzadas: más veloces, sigilosos, maniobrables, mortíferos y que escapen a los radares. Por eso el drone Predator que utiliza Estados Unidos muy pronto será inservible. El patrón a seguir es el del modelo Stealth. Y todos los países con capacidad para entrar en el juego ya hacen sus apuestas. Más en The Daily Beast

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.