MENU

Soy músico, pero vivo de la publicidad

Internet, la piratería y los reproductores de mp3 acabaron con las ventas de discos. Ese ya no es el negocio de los músicos. La vía tradicional para generar ingresos sigue siendo la carretera: salir a hacer conciertos. Pero también la publicidad, los eventos, el patrocinio directo, los compromisos con productos y hasta la generación de líneas de joyería, perfumes y ropa. La música termina siendo un elemento más en un portafolio de opciones. Véalo en Business Insider

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.