MENU

Robin Williams: el trabajo no fue suficiente

¿Por qué alguien que parece feliz, alguien que hace feliz a la gente termina cometiendo suicidio? Robin Williams ha dejado un desafío, un misterio difícil de resolver. Si bien atravesó periodos de adicción a las drogas y al alcohol, Williams no encajaba del todo el prototipo del suicida: era un hombre responsable, un trabajador incansable y en la industria del cine y la televisión todos sabían que podían confiar en él. En su última película era el primero en llegar al set: trabajando luchaba contra sus demonios. ¿Qué pasó? Esta quizás sea una de las notas más completa escritas hasta el momento sobre la muerte del querido actor. En The New York Times

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.