MENU

Querida, el divorcio es culpa tuya

Loading the player ...

Por una idolatría abominable terminan la mayoría de los matrimonios. Y todo es culpa de la mujer. El pastor y aspirante al senado estadounidense Det Bowers llegó a esta asombrosa conclusión tras una larga experiencia como consejero matrimonial. ¿Su vida conyugal tambalea? No tema, aquí está el genio del amor que le salvará de cometer esa “idolatría abominable”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.