MENU

Queremos tanto a Stalin

A lo largo de las ex repúblicas soviéticas las estatuas y monumentos a Stalin han desaparecido: excepto en Georgia. La versión que conoce casi todo el mundo sobre la historia de Stalin es la del cruel tirano responsable por la muerte de millones de personas. En su natal Georgia, sin embargo, permanece la figura de un rebelde que luchó e hizo de todo para llegar a la cumbre de un sistema dominado por los rusos. En Gori, su pueblo, las estatuas permanecen de pie y la gente aun conmemora su aniversario. El caso en Quartz

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.