MENU

¿Por qué no puede ser negro?, sostiene Pereira

Paulo Pereira Da Silva es un personaje interesante. No porque haya estudiado física cuántica, sino porque inventó lo impensable: el papel higiénico negro. Renova es el nombre de su empresa. En 2006 presentó el papel en una feria de París y allí vio que su estrafalaria idea podía ser rentable. Hoy no compite con los gigantes del negocio pero su compañía factura 130 millones al año y es tan respetada e innovadora que desde Portugal acaba de aterrizar en Estados Unidos y su caso es materia de estudio. El concepto se le ocurrió en Las Vegas, viendo al Cirque du Soleil. La historia en El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.