MENU

Poder: las tecnológicas se conectan bien

El año pasado Google invirtió más de 16 millones de dólares en lobby ante el gobierno estadounidense. Facebook gastó más de 9 millones y Oracle 5 millones 830 mil. Es algo tradicional: una partida para influir en tomas de decisiones beneficiosas. Pero las compañías tecnológicas ahora avanzan hacia otra dirección: contratar a quienes tienen potencial para incidir en la Casa Blanca. Amazon, por ejemplo, sumó a sus filas a Jay Carney, ex secretario de prensa de Obama; y Uber hizo lo mismo con su gerente de campaña, David Plouffe. Otros casos en Quartz

 

Previous post:
Next Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.