MENU

Perdonar a Bush y a los torturadores

Durante el Gobierno de George W. Bush se activó un programa de torturas: Bush autorizó a la CIA para construir prisiones secretas, la CIA pidió autorización para usar métodos de fuerza en el tratamiento de los prisioneros y el Consejo Nacional de Seguridad le dio luz verde. Y luego se hizo lobby para garantizar el perdón de los oficiales y funcionarios que autorizaron el uso de la tortura. Ahora la divulgación de un informe del Senado sobre el tema, plantea una suerte de paradoja para la causa anti tortura: ¿otorgar un perdón tácito será lo mejor? Una reflexión en The New York Times

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.