MENU

México: el alcalde asesino

La noche del 26 de septiembre el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, bailaba en una fiesta con su esposa, María de los Ángeles Pineda. Apenas unos kilómetros más allá, un grupo de jóvenes morían abaleados, desollados, los ojos arrancados y 43 estudiantes desaparecían. Otra muestra de lo que hace el poder político combinado con el narcotráfico en México. Hay tanta evidencia en contra de Abarca y su esposa, por su responsabilidad en esta y otras atrocidades que hoy están en fuga. Hoy, cuando ya es tarde. La historia en El País

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.