MENU

Los locos del crowdfunding

Ejemplos exitosos de “micromecenazgo” hay unos cuantos. Empezando por el gran bombazo de la compañía de videojuegos Double Fine: pidió 200 mil dólares en ayuda para producir una nueva aventura gráfica y terminó recibiendo 3 millones. Este potencial de la web ha sido aprovechado también para sacar adelante ideas realmente descabelladas: escribir mensajes en el cielo, una estatua gigante de Robocop para Detroit, desarrollar líneas de joyería con tocineta, una máquina para controlar cucarachas y hasta financiarse un burrito. Los casos en la revista Emeequis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.