MENU

La contaminación “bonita”

La imagen es alucinante: un azul que refulge en la noche a lo largo de la costa. Pero eso, que luce tan curioso en las fotos, es el producto de una combinación de estiércol de cerdo, fertilizantes y aguas residuales. Justo eso es lo que busca el Noctiluca scintillans, un organismo unicelular bioluminiscente que se hace notar cada vez más en las aguas de Hong Kong. Y no solo brillan en la oscuridad: su presencia altera la cadena alimenticia y afecta a las especies del lugar. Explicaciones en Quartz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.