MENU

Joseph Nye: las formas del poder

Loading the player ...

¿Ha escuchado hablar del “poder inteligente” y el “poder suave”? Importantes líderes mundiales han incorporado estas ideas a sus estrategias y propuestas.

El profesor Joseph Nye, de la Universidad de Harvard, es el creador de estos conceptos y sus investigaciones y publicaciones son determinantes en el estudio de las relaciones internacionales y la geopolítica. Nye no es solo un académico: ha asesorado al gobierno estadounidense en materia de seguridad y estuvo al frente del Consejo de Inteligencia de Estados Unidos. Moisés Naím conversó con el profesor Nye, quien dijo cosas como las siguientes:

“Hay tres maneras de conseguir que los demás hagan lo que uno quiere. Una de ellas es a través de la fuerza, ‘a palos’. La segunda es con dinero. Y la tercera es a través de la atracción o la capacidad de persuadir a la gente”.

“El término de poder suave, también llamado poder blando, se refiere a la capacidad de conseguir que los demás hagan lo que uno quiere sin recurrir a la represión o al dinero”.

“ISIS sí ejerce mucho poder blando en la mente de aquellos a quienes atrae. Una de las razones por las que utilizan estos videos grotescos de decapitaciones es que buscan llamar la atención de aquellas personas que pueden sentirse atraídas por eso. Bin Laden tenía ese mismo tipo de poder blando”.

“El poder inteligente es la capacidad de implementar una estrategia exitosa combinando el poder duro y el poder blando de la manera más eficaz posible. Muy a menudo, si uno no tiene una estrategia de poder inteligente, el poder blando y el poder duro se contraponen”.

“Den rienda suelta a la sociedad civil. Esa es la verdadera fuente del poder blando”.

 

One Response to Joseph Nye: las formas del poder

  1. Ximena dice:

    Un ejemplo de organización con poder duro, derivado de su capacidad militar y falta de escrúpulos para hacer daño a la población civil son las Farc, grupo armado ilegal, narcotraficante de Colombia. Ellos alegan tener también poder suave, alegan representar las aspiraciones y planteamientos políticos de alguna parte de la población, pero eso no es cierto. Las Farc están militarmente activas, pero moralmente derrotadas, pues tienen una opinión desfavorable que, según las últimas encuestas, supera el 90 por ciento. Ahí radica la dificultad de la negociación que se adelanta en La Habana, pues mientras sostienen su poder mediante el dinero derivado del narcot´rfico, el secuestro la extorsión y la minería ilegal, además del reclutamiento forzado, que se calcula en un 40 por ciento de los integrantes de sus filas, no tienen respaldo popular. Eso alimenta su arrogancia en la Mesa de Negociación y le deja muy poco margen de maniobra al Gobierno Nacional para ceder en sus pretensiones políticas, pues una inmensa mayoría de los colombianos
    abomina sus métodos criminales y su proyecto político caduco. Me gustaría poder seguir comentando el tema con ud., pero se acabó el espacio! Un saludo con toda mi admiración y respeto, Don Moisés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.