MENU

Intercambio: un gringo por tres cubanos

Alan Gross fue detenido en Cuba hace casi cinco años y allí permanece preso. Gross trabajaba para una empresa contratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos que tenía la misión encubierta de proveer acceso a Internet al pueblo cubano. Ahora el gobierno plantea la opción de canjearlo por tres espías cubanos encarcelados en Miami desde el año 2001. La vida de Gross, enfermo, corre peligro y esta podría ser la puerta para empezar a mejorar las relaciones bilaterales. En su editorial se ocupa del tema The New York Times

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.