MENU

España: la raíz del problema

A propósito del reciente escándalo revelado en España sobre una compleja red de corrupción, conviene detenerse en la forma en la que se organizan los partidos políticos en ese país: ahí podría estar la clave. Los partidos españoles se han convertido en  organizaciones dominadas aparatos todopoderosos que deciden, por ejemplo, quién será candidato a qué. Y por esta razón la fidelidad es con el partido y no con los ciudadanos. Por ahí aconseja empezar una reforma este análisis publicado en El Mundo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.