MENU

Energía: la fe en una bacteria

Isopropanol, un alcohol combustible: en eso transforma la energía del sol una bacteria modificada. Y es posible que este descubrimiento científico se convierta –si todo sale bien- en la base de una futura revolución energética. El potencial está ahí, pero el modelo debe demostrar eficiencia y ser rentable. Y eso está por verse. Detalles en El País

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.