MENU

El remedio que alimenta a la enfermedad

La estrategia de atacar al Estado Islámico con una coalición de países liderada por Estados Unidos podría tener un resultado inmediato pero parcial: quizás la organización extremista pierda terreno, quizás se acabe, pero el método –que se asemeja a otros del pasado- no propone una solución a largo plazo y EI podría reorganizarse con mayor fuerza o dar paso al nacimiento de otra variante aun más radical. Y uno de los puntos débiles de la coalición lo representan los aliados árabes que participan: regímenes autocráticos con buena cuota de responsabilidad en lo que sucede en la región. Un análisis en El País

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.