MENU

El mal humor de los autoritarios

Loading the player ...

No son las críticas de los adversarios, ni las protestas callejeras: para eso tienen respuestas los gobernantes cuestionados. Lo que desconcierta siempre a los malos políticos es la risa, el humor. Podría decirse que cuanto más inteligente y seguro de sí mismo es un político, mejor podrá manejar esas situaciones en las que es objeto de burla. Y también, por supuesto, todo lo contrario.

¿Cómo es esto en su país? Hemos encontrado que aquellos que tienen mayor tradición democrática y que no han sufrido dictaduras ni gobiernos autoritarios son los que mejor saben reírse de un poder que tolera la burla sin responder con amenazas.

En Latinoamérica, lamentablemente, quienes controlan el poder político no encajan muy bien la crítica. Y menos la que se hace con humor. En este sentido Cuba, Ecuador y Venezuela proporcionan algunos de los peores ejemplos de intolerancia. Lo mismo que en México, donde las organizaciones criminales también son poder. ¿Cuál es la salida? Mandatarios menos sensibles y más inteligentes, por supuesto. Y mientras tanto: la web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.