MENU

El “diplomático” de Valledupar

Jason Ali Hakim Abdullaziz Al Nayb recibía trato de “honorable embajador”. En Bucaramanga se presentaba como exministro de Relaciones Exteriores del Líbano y como funcionario de la embajada de ese país en Colombia. Y aunque hablaba con inconfundible acento costeño, todo el mundo le creyó: engañó a autoridades, a alcaldes en el departamento de Santander y a rectores de universidades. Dio charlas sobre la situación en Medio Oriente y sobre derechos humanos y de vez en cuando sacó provecho de su condición de “diplomático”. Hasta que descubrieron la farsa. La singular historia de Jeyson Jahir Puello –su nombre verdadero- en Semana

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.