MENU

El arte de mantener negociaciones de Estado en secreto

La última vez que Washington tuvo un interesante debate sobre la necesidad de mantener el secreto de la diplomacia fue a finales de 2010, cuando WikiLeaks obligó al gobierno de Obama de mejorar las relaciones con líderes extranjeros. Tres de los principales logros diplomáticos del presidente: la reapertura de las relaciones con Cuba; el acuerdo nuclear con Irán; y el cambio climático pacto con China han sido resultado de negociaciones secretas. Algunos se celebraron en lugares exóticos como el Vaticano y el sultanato árabe de Omán; otros en Boston y Ottawa. La reseña en The New York Times

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.