MENU

El amor pesa

Muchos lo asumen como algo curioso y romántico: cruzar candados en los puentes de París y arrojar las llaves al Sena como un gesto amoroso. Pero esta práctica pesa: literalmente. Las barandas de la pasarela del Pont des Arts, vecino del Museo del Louvre, están tan cubiertas de candados que una de ellas cedió y obligó a un cierre temporal del puente. El asunto ya cobra visos de problema tanto de seguridad como de preservación del patrimonio porque se ha extendido a otros puentes parisinos. El caso en Radio Francia Internacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.