MENU

Ejércitos privados en la línea de fuego

“En la Edad Media y el Renacimiento, era frecuente que se encargaran de hacer la guerra y las labores policiales personas contratadas para ello. Pero el mercado actual de los servicios militares privados, que se calcula asciende a unos cien mil millones de dólares anuales, prácticamente no existía hace una generación. Y se ha extendido más allá del abastecimiento y la logística, funciones importantes en cualquier campaña militar, pero siempre en retaguardia. Las empresas privadas han asumido algunas de las tareas más delicadas, incluido el interrogatorio de prisioneros. En 2011 murieron en Afganistán al menos cuatrocientos treinta empleados de contratistas estadounidenses, más que el número de bajas militares. Si L-3 Communications, uno de esos contratistas de defensa, fuera un país, habría sido el tercero por número de pérdidas de vidas humanas en Irak y Afganistán, después de Estados Unidos y Gran Bretaña. “En los dos últimos siglos –escribió el investigador Peter Singer, un experto en el tema-, nunca se había recurrido tanto a los soldados privados para realizar tareas que afectan directamente al éxito táctico y estratégico del enfrentamiento”.

Texto tomado del libro El fin del poder, de Moisés Naím. Más sobre el tema en nuestra entrevista con el experto (y ex mercenario)  Sean McFate:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.