MENU

EEUU: el policía no ofrece disculpas

Todo vale y todo se justifica: en el nombre de la lucha contra las drogas, los cuerpos policiales de Estados Unidos actúan con brutalidad militar y no reparan daños. Varios casos recientes sustentan la afirmación. Y quizás el más escandaloso sea el del bebé de 19 meses al que le explotó muy cerca una granada arrojada por un equipo Swat. Tras pasar varias semanas entre dos hospitales el pequeño se recupera, pero a la familia se le acumula una enorme deuda por facturas médicas. ¿Quién se hace responsable? Swat se niega a una compensación. La situación en The Washington Post

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.