MENU

Culiacán: aquí murió uno, allá otro

Calculan que hay alrededor de 500 cenotafios en la ciudad de Culiacán, México. Se trata de pequeños –y medianos- monumentos funerarios que honran la memoria de algunos de los muchos asesinados durante las guerras contra el narcotráfico en el estado de Sinaloa. Las autoridades han planteado que sean removidos para no alimentar más la fama de peligrosa que ya tiene Culiacán. Pero lo que hacen es aumentar en cantidad. Y nadie se atreve a tocar el más famoso: el del hijo del Chapo Guzmán, levantado en el estacionamiento de un centro comercial. Fotos e historias en la revista Emeequis

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.