MENU

Cristina K, la patrona

A la presidenta argentina le gusta controlarlo todo, pero al parecer no se le da mucho eso de reconocer los errores de su gestión y menos que sus ministros le lleven la contraria. Los problemas, dicen algunos, los evita en lugar de confrontarlos. ¿Inflación e inseguridad? Ni hablar. Solo unos pocos elegidos tienen toda su atención. Un interesante retrato del aislamiento de doña Cristina en The Economist

Video sugerido:

Tango sin carne

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.