MENU

Circo Máximo

Loading the player ...

Los políticos brasileños vendieron la idea de que los Juegos Olímpicos serían una gran inversión,  generaría empleo, ayudaría a los negocios locales e impulsaría la economía. Pero Brasil, a pesar de que está pasando por una crisis económica, se ha visto obligado a invertir 9700 millones de dólares para construir estadios y preparar la infraestructura para recibir a medio millón de visitantes. Andrew Zimbalist, economista del deporte, nos habla sobre las consecuencias de ser el país anfitrión de un mega evento deportivo.

Previous post:
Next Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.