MENU

Argentina: la mala práctica de las élites

La democracia argentina funciona como un ritual electoral como un baile para dos: oficialismo y oposición. Pero las élites políticas no tienen un plan de desarrollo concreto para el país, un programa de gobierno: lo que tienen son estrategias de poder. Y están conformes así. Por eso no hay cambios significativos pese a los ciclos electorales y los males son los mismos. Por eso prevalece la militancia casi como un valor en sí misma. La democracia debe cambiar. Un análisis en El Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de usuario * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.